EL ENJUAGUE BUCAL

El enjuague bucal
Los colutorios o enjuagues bucales son otro de los complementos eficaces al cepillo y la seda dental, para una higiene bucodental completa. Su fórmula líquida actúa en los rincones de la boca y espacios interdentales, donde el cepillo y la seda dental no llegan.

Los colutorios o enjuagues bucales deben contener Flúor, que remineralice el esmalte dental, proporcionando a los dientes dureza y haciéndoles más resistentes a la caries.
Es recomendable que no contengan alcohol y que estén reforzados con agentes antibacterianos que actúen contra los gérmenes que se desarrollan en la placa dental.

Ayudan a mantener durante más tiempo el aliento fresco.
Hay que enjuagarse por lo menos una vez al día durante 30 segundos después del cepillado y expulsar el líquido, teniendo cuidado de no ingerirlo.