Pruebas clínicas demostraron que el uso diario del hilo dental reduce la formación de placa bacteriana.