Su cuello flexible absorbe el exceso de presión durante el cepillado evitando cualquier daño en las encías.

Sus monofilamentos extrasuaves de puntas redondeadas y pulidas, limpian sin rayar el esmalte ni dañar las encías.

El reducido tamaño de su cabeza accede con precisión a todos los rincones de la boca reduciendo el riesgo de caries.