Pruebas clínicas demostraron que el uso diario de la seda dental reduce el riesgo de afecciones dentales como caries y gingivitis.

ARRASTRA MÁS PLACA por su mayor superficie de contacto con los dientes que la seda tradicional.

ALTA RESISTENCIA la compactación de sus componentes evita que se deshilache.